TOP

Biografía

Biografía de Frank Cuesta

Francisco Javier Cuesta, más conocido por todos nosotros como Frank Cuesta o incluso quizás mucho más como Frank de la Jungla, título que también recibe su primer programa televisivo en España que empezó a emitirse en Octubre de 2010 en Cuatro, nació en León el 16 de Octubre de 1971 y como toda vida humana, esconde tras sí una apasionante y para algunos desconocida historia que queremos dar a conocer.Desde muy joven comenzó a viajar y a encaminar sus pasos a nivel profesional en el ámbito deportivo, su futuro se iba forjando con ímpetu dentro del mundo del tenis como jugador profesional. A sus 18 años tras conseguir ganar un torneo junior, decidió otorgarse un premio personal y se compró, como tantos otros jóvenes, una moto con la que más tarde sufriría un aparatoso accidente. Este suceso constituyó un antes y un después en el planteamiento de su futuro como tenista dado que las secuelas de las lesiones sufridas en una rodilla le impedirían poder darlo todo sobre la pista, asique siendo fiel a esa especialidad deportiva se convirtió en un cualificado y destacado entrenador miembro de la Academia de Tenis de Nick Bollettieri (maestro y descubridor de talentos como André Agassi y Pete Sampras) en Florida. Transcurrido el tiempo y dejando patente la confianza que la Academia de Tenis Nick Bollettieri depositaba en él, fue enviado a Tailandia hace 14 años para crear y dirigir allí una nueva Academia de Tenis: Frank Cuesta Tennis Academy.
Una vez en Tailandia se enamoró de su belleza natural, de sus animales, de sus costumbres… y por supuesto nos atrevemos a decir que Cupido en este caso afinó de pleno su puntería pues allí conoció a Yuyee Alissa Intusmith, modelo y cantante tailandesa de fama reconocida, la cual se convertiría pocos días después, como si de un cuento de hadas se tratase, en su mujer y posteriormente en la madre de sus hijos.Afincado ya en Bangkok y con la escuela de tenis a pleno rendimiento que le aportaba una sólida estabilidad laboral y económica se pudo permitir dedicar parte de su tiempo a una de sus pasiones: los animales. Así pues, equipado con una mochila y sus conocidas chanclas de goma se fue solo a la selva de Burma donde pretendía observar el mundo animal en vivo y en directo, lo que nunca imaginó es que en esa particular aventura su brújula se estropearía obligándole a hacer uso del ingenio y la cautela que lo caracterizan para garantizar su supervivencia durante los días que estuvo perdido y hasta que por fin pudo ser rescatado. Esa singular experiencia supuso sin duda el inicio de una nueva forma de disfrutar y vivir su pasión por el peligroso y a la vez cautivador mundo natural.
Ese amor incondicional y sus inquietudes personales lo llevaron a profundizar en conocimientos empezando por estudiar Herpetología, rama de la Zoología que estudia los reptiles y los anfibios, y a iniciar la carrera de Veterinaria que intenta compaginar con una multitud de actividades diarias.
En sus posteriores y numerosas escapadas a la selva y siempre acompañado por su inseparable mochila, su camiseta blanca y sus inconfundibles chanclas, nuestro intrépido aventurero decidió completar su equipaje con una cámara doméstica y un trípode con los que realizaba grabaciones de los animales que aparecían tras sus largas esperas junto con algunas nociones explicativas basadas en sus conocimientos pero sobre todo en su experiencia. En todo momento y haciendo referencia a los programas grabados, aclara que no se considera un científico sesudo, ni un experto biólogo que pretende teorizar sobre los animales, simplemente, haciendo alarde de la sinceridad y sencillez que caracteriza su persona, nos muestra lo que conoce de ellos porque tiene el privilegio de poder verlos, observar sus comportamientos e incluso interactuar directamente con los mismos dentro de su propio hábitat. Nos transmite de una forma “de andar por casa” datos que conoce de los animales para que podamos aprender y entender cosas sobre ellos, y lo que es más importante, concienciarnos para que seamos capaces de respetarlos, pues todos y cada uno de los mismos realizan una función indispensable dentro de un ecosistema que cada vez está en mayor peligro por las devastadoras acciones del hombre. Podríamos comparar su manera de informarnos con el modo en que un médico le expone a un paciente un sin fin de temas usando un lenguaje que él pueda entender puesto que es de lo que se trata, dejando a un lado cualquier explicación puramente técnica ya que sería totalmente infructuosa ante una situación tan trascendental como es tratar sobre la salud humana.
Tras la grabación de estos videos caseros decidió pasarse por una cadena de televisión en Tailandia. Fue sorprendente la aceptación que tuvieron ya que en breve se creó un programa exclusivo llamado: “Mirad esto”, llegando a emitirse en las horas de más audiencia y así dio comienzo el momento en el que Frank Cuesta empezó a mostrar al mundo que su habilidad no sólo se limitaba a la raqueta sino que poseía el mismo arte para manejar con su gancho animales lo suficientemente peligrosos como para poder acabar con la vida humana. En aquel entonces, y no en España, inició su polémica y expectante “carrera” en el mundo televisivo. Cómo anécdota debemos resaltar que un periódico sensacionalista en Bangkok llegó a abrir una apuesta para los lectores, consistía en acertar en qué año moriría el español haciendo lo que unos catalogaban como locura y otros como valentía. Está claro que hasta ahora nadie ha ganado dicha apuesta y esperemos que nadie la gane salvo la que debería ser la ley natural de toda vida, es decir, la longevidad.
Se convirtió en miembro de la Asociación de Guardianes de Animales de Tailandia, entidad sin ánimo de lucro que se encarga del rescate de animales, que previamente pasan por un período de cuarentena para garantizar que están sanos y procediendo posteriormente a su puesta en libertad en lugares apropiados. Así pues, no era de extrañar que la familia de Frank aumentase por momentos o bien con nutrias, con aves, con reptiles, con felinos….dedicándoles parte de su tiempo a enseñarles a nadar, a cazar…instruyéndoles en todo cuanto fuese necesario para garantizar su supervivencia en libertad. Su contribución en este campo no sólo se limita a su labor en esta asociación sino que la propia policía lo reclama para sacar pitones reticulares de los fregaderos, cobras en falsos techos, boas dentro de las tazas de los baños…., asimismo colabora con el gobierno en numerosas actividades cómo abrir nuevas rutas de más de 60 km a través de la selva, para National Geographic explora cuevas inexploradas durante días poniendo en peligro su propia vida pero cuyo hecho queda compensado por el sin fin de emociones que no se pueden comprar y que se despiertan en uno cuando puede llevar a cabo experiencias como esas…Todas estas peripecias lo han llevado a sufrir las picaduras de 16 serpientes venenosas en los últimos 10 años, llegando incluso a estar en coma en dos ocasiones,ademas estubo ingresado durante días por culpa de tres cepas distintas de malaria ,que hicieron muy complicado su tratamiento o dar con el adecuado y todo por un mosquito… y ahora en enero de 2012 sufrió un grave accidente de helicóptero mientras realizaba investigaciones en la zona de Mekong…no nos cabe duda a estas alturas de que aparte de su atuendo característico en su equipaje le acompañan dos Ángeles de la Guarda. ¿Será ese el secreto que esconde en su pequeña y simpática mochila.Y os preguntaréis, ¿y cómo terminó grabando un programa para España?. Algunos de nuestros grandes profesionales de Callejeros Viajeros se encontraban en Bangkok, allí habían escuchado comentarios como “aquí hay un Indiana Jones español que está como una cabra” y casualmente con ese “Indiana Jones” decidieron grabar el rescate de una cobra en una casa para su programa que iba dedicado a mostrar cómo era la vida en esa ciudad. Cautivados por su carácter, por su sencillez y suponemos que también por su admirable locura particular, acababa de nacer el proyecto : Frank de la jungla. Y así comenzó su historia de “amor” con Santiago Trancho (cámara) y Nacho Medina (director), sus dos inseparables compañeros en eses largos días de aventura que terminaron por enganchar a miles de españoles. Dato que sin duda quedó patente en la 58ª edición de los Premios Ondas que cada año otorga Radio Barcelona de la Cadena SER dónde le concedieron el galardón a la Innovación en Televisión (8 Noviembre de 2011). Bajo nuestro punto de vista este ha sido un gran logro pero debemos destacar sin duda lo que han conseguido con uno de sus programas en el que concretamente denunciaban la tortura y el maltrato al que estaban sometidos los osos luna en la ciudad de Ha Long, únicamente para extraerles la bilis a la que le atribuyen falsas virtudes medicinales de todo tipo. Gracias a ese vídeo y la pertinente denuncia presentada, la policía de Vietnam y la UNESCO colaboran para detener y castigar a las agencias de viajes y granjas de osos que exploten de manera ilegal a estos animales. El Premio Onda sin duda compensó de alguna manera su esfuerzo pero estamos seguros de que las lágrimas a Frank Cuesta le cayeron al conocer la noticia de la liberación de los osos luna… ese es nuestro Frank.Unos meses después de finalizar la segunda temporada de “Frank de la Jungla”, la cadena Cuatro decidió empezar a emitir el 25 de diciembre de 2011 otra serie de capítulos, esta vez grabados en España bajo el título de “La Selva en casa”, en dónde continúa su bella historia con Santi Trancho y aparece una nueva aventurera en el campo de batalla llamada Sonia López en el lugar de Nacho y a la que damos la bienvenida. Obviamente España no es Tailandia, pero Frank sigue siendo nuestro Frank…y por supuesto sin olvidarnos de la gran profesionalidad de su cámara Santi, sin él tampoco sería lo mismo.En numerosas ocasiones se han referido a Frank como el Indiana Jones español, el nuevo Félix Rodríguez de la Fuente…. bajo mi punto de vista las comparaciones son odiosas por lo que termino diciendo que para mí será, única y exclusivamente, Francisco Javier Cuesta: marido, padre ejemplar de 4 hijos a los que ama con locura: Zipi (que falleció por problemas cardiacos y que sin duda es su Ángel de la Guarda y que ahora está acompañado por Carlitos, uno de los mejores amigos de Frank, su perro, que murió en Octubre de 2011), Zape, Zorro y Zen, su pequeña bola de queso (Frank lleva tatuada en su piel una serpiente en la que aparece el nombre de todos ellos) y un dato fruto de la observación, si buscáis un sin fin de fotos veréis en que en prácticamente las únicas que muestra su sonrisa “profiden” es con sus hijos, cuándo se le pregunta por el miedo y si alguna vez lo ha sentido su principal respuesta es: “desde que soy padre tengo miedo todos los días” ; su profesión: entrenador de tenis; su vocación: ser protector del mundo animal, unos estarán de acuerdo con lo que acabo de escribir, otros sin duda lo criticarán, pero lo que siempre prima sobre las palabras son los hechos y los hechos dicen que el balance de 2011 fue el siguiente: 176 serpientes, 19 monitor lizard, 3 macacos, 7 osos, 23 nutrias, 11 tortugas, 22 aves, 6 felinos…todos ellos salvados de forma desinteresada, estos hechos no necesitan más palabras. Sus aficiones: componer música, realizar estudios sobre animales, grabar programas de televisión, disfrutar de una buena comida oriental….vamos, a veces me pregunto si tiene tiempo para dormir este hombre todo terreno.
Y si después de todo lo que habéis leído vuestra curiosidad aún no ha quedado saciada os invito a que os sumerjáis en la reflexiones escritas por nuestro propio protagonista que se encuentran en esta página principal, os garantizo que merecen la pena, ellas os aportarán el más fiel reflejo de quién es y cómo es Frank Cuesta, sin duda una persona con grandes virtudes y por supuesto también con sus defectos como cualquier ser humano pero del que sin duda podemos tomar ejemplo en numerosos aspectos tanto a nivel personal como profesional.

Fuente:FrankCuesta.biz

0 comentarios:

Publicar un comentario